Viajar con coche eléctrico en España, ¿es posible?

Con la llegada de los vehículos impulsados por un motor alimentado por baterías recargables, o lo que es lo mismo, los coches eléctricos, múltiples preguntas nos vinieron a la cabeza. ¿Cuál es su precio? ¿Cómo se recargan? ¿Y su autonomía?

A pesar de su eficiencia energética, sus ventajas en el rendimiento gracias a su funcionamiento suave y silencioso y siempre respetuosos con el medio ambiente al no emitir gases contaminantes, estos coches se enfrentan en su mayoría a importantes retos relacionados principalmente con su batería, como es su autonomía o tiempo de carga.

Hemos recopilado algunas experiencias de diferentes conductores que nos han contado cómo es viajar en coche eléctrico en nuestro país y qué dificultades o ventajas han encontrado:

 “Madrid-Alicante, 404km en 13 horas con un Nissan Leaf 40Kw”

Este vehículo eléctrico lanzado en 2018 tiene una autonomía de 300km de autonomía y 285km en uso combinado de ciudad y carretera. Sin embargo, la experiencia señala que “el Nissan Leaf te dura en carretera de 200 a 220kms si lo llevas a 90km/h de media y juegas muy bien con todo para ahorrar batería.”

Otros de los inconvenientes a la hora de viajar según nos cuenta Pablo Herreros, es que solo había un cargador Chademo de 50 kW en Albacete (lo que significa que puedes cargar los 40 kW del coche en menos de una hora), por lo que antes de Albacete tuvo que cargar en algún otro tipo, 2 de 22 kW. Sin embargo, en el caso de este coche solo se aprovecha un máximo de 7 kW cargando 7 kilovatios cada hora, etc, etc, etc. ¿Total para llenar la batería? Unas 5 horas y pico.

“Madrid-Nigrán (Pontevedra), 578km en 2 días”

Según la experiencia de este mismo usuario en este otro trayecto Madrid-Nigrán, el problema es el mismo. No había cargadores suficientes de tipo Chademo que carguen a 50 kW cada hora.

¿Lo bueno? Que muchos de los cargadores de alta velocidad están en concesionarios Nissan, y eso significa que recargas gratis si tu coche es de esa marca. Además, el precio, de lo más razonable. A modo de ejemplo, costaría 30 céntimos el kilovatio, lo que se traduce en unos 12€ si llenas la batería entera, que te da para unos 200 kilómetros.

¿Lo malo? Es 10 veces más caro que en tu casa (3 céntimos el kilovatio), por lo que te sale en casa por 1,2€ llenar la batería entera. En definitiva, según su experiencia señala que:

“Viajar en España hoy en un eléctrico de forma cómoda solo es posible si tienes más de 300km de autonomía, como es el caso de los Tesla o de coches como el Hyundai Kona. Si la experiencia de viajar con un eléctrico fuese como la que he vivido en estos dos primeros viajes, no volvería a viajar con él. Cuando la infraestructura mejore, sí haré algún viaje más con esa filosofía de disfrutar de las paradas del camino y llegar en un par de horas más que en un coche de combustión teniendo la suerte de conducir un eléctrico, mucho más placentero, y de colaborar a cuidar el planeta ;)”

Sin embargo, según Daniel Pérez otra de las personas que nos han contado su experiencia, para viajar en un vehículo de este tipo, la idea es clara:

“Solo hay que cambiar un poco el concepto de coche. La gente se asusta porque no sabe dónde pude cargar, y yo siempre les digo, ¿dónde cargas un móvil? Pues con el coche eléctrico para el día a día es igual de fácil, llegar a casa y poner a cargar, cuando vuelvas a salir lo tendrás listo. Viajar en coche eléctrico es algo que cada vez me gusta más, la conducción es más ligera, con menos ruido, es una sensación más relajada de conducir. Tengo claro que cada vez más gente conoce el coche eléctrico y en no mucho tiempo será algo de lo más habitual”

Este usuario ha viajado con su vehículo eléctrico a Barcelona, Valencia, Bilbao, Madrid, Marbella o Gijón, y para él no supuso mucho cambio ya que siempre suele parar un buen rato cuando realiza un viaje con la familia.

“Un viaje que hago habitualmente es Palencia- Madrid, antes de tener un coche eléctrico siempre paraba a tomar un café en Aranda de Duero, ahora sigo haciéndolo, y en lugar de estar el coche simplemente aparcado, mientras me espera, está cargando para continuar el viaje.”

Un último testimonio, el de Diego Soria ,señala que viajar en un Renault Zoe, puede tener ciertas complicaciones…

» Viajar con coche eléctrico sí es posible, pero tiene sus ciertas complicaciones debido a que en el trayectos encontramos poca infraestructura de carga rápida que es la que necesitamos para hacer un viaje, ya que el tiempo de carga es menor. Estoy seguro que de aquí a 2 años se podrá viajar cómodamente con un coche eléctrico de cualquier marca».

Y bien, ¿a qué conclusiones podemos llegar?

El futuro inmediato será mucho mejor. Iberdrola planea instalar 200 puntos de recarga rápida (de 50 a 150 kW/h) entre 2019 y 2020. Muchos están ya de hecho construidos y a la espera de licencia por parte de las administraciones (como el de Benavente, por ejemplo). Otras marcas también están desplegando más puntos, por lo que en 2019 ya será posible hacer viajes entre casi todos los puntos de España parando en cargadores rápidos. Si bien el precio es más barato que un coche de gasolina, por el momento no demasiado (sobre 6€ los 100km recorridos).

Por el momento, viajar con un poco de filosofía comiendo, conociendo o eligiendo destinos con parkings, restaurantes, hoteles en la ciudad donde vayamos donde se ofrezca la recarga de este tipo de vehículos es, a día de hoy, la mejor opción.

Pinchando en el siguiente mapa, podrás consultar los puntos de recarga eléctrica en las principales autopistas: